Glosario básico de apuestas deportivas

Cuando uno da sus primeros pasos en un nuevo sector, empieza a ver palabras que no tiene ni pajolera idea de lo que significan. Es normal. Todo sector tiene su jerga. Así que aquí te vamos a dejar un glosario de apuestas deportivas con términos que se suelen utilizar. Es muy básico y lo vas a entender todo a la primera. ¡No te preocupes!

🔸 Bankroll

Cuando hablamos de bankroll, nos referimos a todo el dinero que tenemos destinado a las apuestas deportivas. Suele haber un error común al pensar que es solo el dinero que tenemos dentro de las casas de apuestas, pero no tiene por qué ser así.

Alguien puede tener 100€ en una casa de apuestas y 900€ en el banco, por el simple hecho de que no le gusta tener demasiado dinero en una casa. Sin embargo, en este ejemplo su bankroll sería de 1.000€, ya que es todo el capital que tiene destinado a apostar.

🔸 Underdog

Cortita y al pie. El underdog es el participante no favorito de un evento deportivo, ya sea un tenista, un equipo de baloncesto, de fútbol, etc. Es un término anglosajón que se ha importado a la jerga castellana también, como una buena parte de todos los términos que verás en este glosario de apuestas deportivas.

Cuando alguien dice que va a apostar al underdog, significa que se ha decantado por invertir en el no favorito.

🔸 Stake

Del stake y su gestión hablaremos con más profundidad en otros artículos. Pero grosso modo, es un índice de confianza que le das a tu pronóstico en función de la cuota, el valor que creas que tenga y lo probable que crees que es.

Normalmente va de 0,5 a 10, ya que nunca se recomienda apostar más de un 10% de tu bankroll en una sola apuesta. Y es que un stake 1, por ejemplo, significa que a ese pronóstico vas a destinar un 1% de tu bankroll.

Se utiliza mucho a la hora de compartir apuestas, ya que de nada sirve utilizar cuantías económicas. Si mi stake es 3, yo apostaré un 3% de mi banca. En caso de que tú quieras replicar mi apuesta, utilizarás un 3% de la tuya. Para mí, ese 3% pueden ser 30€. Para ti, pueden ser 300€, o 3€, dependiendo del bankroll que tengas.

🔸 Back/Lay

Estos dos términos son muy comunes y provienen del submundo del trading deportivo. Sí, en las apuestas también se puede hacer trading, aunque eso lo veremos más adelante. En una casa de apuestas tradicional, solo puedes apostar a favor de que algo ocurra, y a eso se le llama hacer back. A los que hablamos castellano nos encanta llevar términos a nuestro terreno, así que también te encontrarás con el término «backear». Resumiendo, es apostar a favor de algo.

El lay (o «layear» una apuesta) es todo lo contrario. Significa apostar a que algo no va a ocurrir. No suele ser posible en casas de apuestas tradicionales (de contrapartida), pero sí en casas de intercambio. Cuando alguien dice que va a «layear el empate», significa que va a apostar en contra del empate, o lo que es lo mismo, a que el partido no finalizará con empate.

Esto se puede replicar apostando al local y al visitante a la vez, pero en otros escenarios es más complicado. Si haces lay al 0-1, algo que puedes hacer en casas de intercambio, tendrías que apostar a favor de todos los resultados posibles menos el 0-1 en una casa tradicional.

🔸 Banker

Un banker es un pronóstico que consideramos que tiene unas probabilidades muy, pero que muy altas de que se produzca. Obviamente, esto suele significar que la cuota de ese pronóstico va a ser muy baja también. De ahí que, normalmente, los bankers se utilicen para mejorar la cuota de otro pronóstico o de una apuesta combinada.

Por poner un ejemplo aleatorio. Tenemos un pronóstico que nos gusta mucho a cuota 1,50 y decidimos añadirle un banker de cuota 1,10 que nos parece que tiene muchísimas posibilidades de que se cumpla. Esto mejoraría la cuota de nuestro pronóstico principal de 1,50 a 1,65. Sobra decir que corremos el riesgo de que el banker no salga y perdamos.

🔸 Surebet

Si traducimos literalmente, hablaríamos de «apuesta segura». Sin embargo, ya sabemos que en este mundo no existen las apuestas seguras. Sin embargo, con las surebets sí que podemos obtener un beneficio pase lo que pase en el desarrollo de un encuentro. ¿Cómo? Con la discrepancia de cuotas entre dos casas de apuestas.

Cada casa de apuestas tiene sus propias cuotas y es posible (que no probable) que encuentres un evento donde, por ejemplo, que gana el jugador uno se paga por encima de cuota 2 y que en otra casa de apuestas el jugador dos también se pague por encima de cuota 2.

En ese caso, pase lo que pase, ganarás la apuesta. Eso es, de forma muy básica, una surebet o apuesta segura.

🔸 Draw No Bet (DNB)

La traducción al castellano, y así aparece en algunas casas de apuestas, es «empate apuesta no válida». Como su nombre indica, en este mercado apuestas a uno de los participantes y en caso de que se produzca un empate, la apuesta sería declarada nula.

Es común encontrarse algo así como DNB1, que es una forma resumida de decir que alguien ha apostado a que el equipo o jugador 1 (o local) ganará y en caso de empate, la apuesta sería nula.

🔸 Pick

Probablemente, el término más utilizado y que no podía faltar en nuestro glosario de apuestas deportivas. Al mismo tiempo, es de los más fáciles de entender. Un pick no es más que una apuesta o un pronóstico. Sin más.

🔸 Overbetting

Se le denomina overbetting al hecho de «apostar más de la cuenta» en base, normalmente, a que te calientas. Si realizas una apuesta que no empieza bien, te enfadas, vuelves a apostar y así sucesivamente, estás realizando overbetting.

Dicho de otra forma, estás exponiendo más bankroll del que inicialmente tenías pensado y al mismo tiempo faltando a tu disciplina.

No hay que confundir apostar más de la cuenta con apostar mucho. Realizar muchas apuestas no tiene nada de malo si tu gestión de banca y tu estrategia así lo indica, pero siempre con unos parámetros preestablecidos.

🔸 Rollover

Cuando uno recibe un bono, ya sea de bienvenida o recurrente, este suele traer consigo unas condiciones para su liberación. Entre esas condiciones se encuentra el hecho de apostar X veces la cantidad de bono recibida. Eso es, precisamente, el rollover.

Si, por ejemplo, recibes un bono de 15€ y para liberarlo debes apostar 60€, se dice que ese bono tiene un rollover x4, ya que necesitas apostar 4 veces la cantidad recibida.

🔸 Yield

Este lo vas a ver menos, sobre todo si te mueves por canales de vendehumos, ya que es una métrica que tiende a incomodarles. El yield es una forma de establecer lo ganador o perdedor que eres.

Por resumirlo a su mínima expresión, expresa en porcentaje cuánto ganas o pierdes por cada 100€ apostados. La fórmula para calcularlo es muy sencilla. Solo has de dividir el beneficio neto entre el total apostado.

Poniendo un ejemplo, imaginemos que a lo largo de un mes hemos apostado un total de 7.500€ y hemos obtenido un beneficio neto de 500€. Aplicando la fórmula anterior, tendríamos un yield del 6,66% (500/7500*100).

🔸 Over/Under

Over es sinónimo de «más de» y under, sinónimo de «menos de». Fácil. Si decimos que hemos apostado al over 6,5 tarjetas amarillas, es exactamente lo mismo que decir que hemos apostado a que un partido tendrá más de 6,5 tarjetas amarillas.

🔸 Odds

Las odds de un evento son las cuotas del mismo. A decir verdad, el término cuota no es el correcto, ya que en realidad se le debería llamar momio, pero eso es otra historia. Todo el mundo le llama cuota y su traducción al inglés es odds.

Esperamos que con este pequeño glosario de apuestas deportivas te hayamos despejado alguna que otra duda.

Más artículos sobre apuestas deportivas

2 comentarios en “Glosario básico de apuestas deportivas”

Deja un comentario